¿Está exenta de IRPF la prestación por maternidad en Navarra?

¿Está exenta de IRPF la prestación por maternidad en Navarra?

Como sabrás por prensa, el Tribunal Supremo, en su reciente sentencia de 3 de octubre de 2018, ha establecido como doctrina legal que las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del IRPF.

Esta es la conclusión del Alto Tribunal al analizar el artículo 7.h de la Ley estatal 35/2006, que en lo que aquí interesa dice lo siguiente: “Igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad. También estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales.”

El precepto había dado lugar a diferentes interpretaciones, porque cuando se refiere a las prestaciones por maternidad menciona expresamente las percibidas de Comunidades Autónomas o entes locales, pero no las del Estado, es decir, las de la Seguridad Social.

Sin embargo, el Tribunal Supremo considera que el citado precepto sí ampara la exención de las prestaciones por maternidad percibidas de la Seguridad Social, con base en los siguientes argumentos:

    • En la exposición de motivos de la Ley que aprobó el precepto, cuando se comenta esta exención, se mencionan expresamente las prestaciones públicas por maternidad (todas en general, no sólo las de las Comunidades Autónomas).
    • Interpretación literal: cuando el precepto menciona la exención de las prestaciones por maternidad percibidas de Comunidades Autónomas y entidades locales comienza diciendo “También estarán exentas”, luego se entiende que las prestaciones por maternidad estatales están incluidas entre las prestaciones públicas exentas del párrafo anterior.
    • Interpretación sistemática: la maternidad, junto con la adopción y el acogimiento familiar, está entre las situaciones protegidas por la Ley General de la Seguridad Social.

Sin embargo, como conoces, en Navarra tenemos nuestro propio régimen fiscal, y la redacción de la norma no es la misma que en el resto de España. En concreto, el artículo 7.k del Texto Refundido del IRPF hasta el año 2012 mencionaba expresamente entre las prestaciones exentas la de maternidad, pero tras la modificación de la misma por la Ley Foral 22/2012 la palabra maternidad se cayó de la enumeración expresa de prestaciones con derecho a exención.

Por ese motivo, el Gobierno de Navarra considera que esta prestación nunca ha estado exenta en Navarra desde 2013. Así lo dice expresamente en la Exposición de motivos de su Proyecto Foral de modificación de diversos impuestos, ahora mismo en trámite parlamentario, que por el contrario quiere establecer una deducción en cuota de un máximo del 25% de la prestación por maternidad y paternidad, pero con efectos desde 1 de enero de 2019.

Por de pronto, el Tribunal Económico Administrativo Foral de Navarra, en su reciente Resolución de 15 de junio de 2018 (que no pudo analizar, por razón temporal, la sentencia del Tribunal Supremo) le ha dado la razón a Hacienda Foral, principalmente por el motivo expuesto, habrá que ver qué dicen los Tribunales de Justicia navarros cuando traten el asunto a la luz de la doctrina del Tribunal Supremo respecto de la norma estatal.

El tema, en fin, está realmente complicado en nuestra tierra, quien pretenda en Navarra solicitar la devolución de ingresos indebidos en IRPF por las prestaciones por maternidad percibidas del 2013 al 2018 que se prepare para la batalla. El principal problema ya lo hemos mencionado:  la palabra maternidad se cayó de la enumeración expresa de prestaciones exentas en 2013, lo que lleva a Hacienda Foral a considerar que a partir de dicho ejercicio las mismas dejan de estar exentas. Como posibles armas de contraataque se nos ocurren las siguientes:

    •  Sea con la redacción que fuere y en el contexto explicado, pero lo cierto es que el Tribunal Supremo acaba considerando que las prestaciones por maternidad están incluidas en los siguientes conceptos: prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad, todos ellos incluidos entre las prestaciones exentas del artículo 7.k del Texto Refundido del IRPF navarro.
    •  La exposición de motivos de la Ley Foral 22/2012 que dejó caer la maternidad de la enumeración expresa de prestaciones sociales exentas, explicó la modificación del precepto del siguiente modo: “en primer lugar, se adecuan a la nueva realidad normativa sectorial diversas exenciones de prestaciones y ayudas públicas relacionadas con la renta de inclusión social y con otros servicios sociales”. Y en efecto, se modifica el precepto para adecuarlo a la Ley Foral 1/2012, que regula la renta de inclusión social, que nada tiene que ver con la prestación por maternidad.
    • Por lo tanto, y a diferencia de lo que al respecto se ha publicado en algún medio de comunicación navarro, la exposición de motivos de la Ley Foral 22/2012 no recoge expresamente que la voluntad del legislador haya sido suprimir la exención de las prestaciones por maternidad.
    • A la vista de la exposición de motivos, ¿Realmente quería el legislador navarro quitar la exención a la prestación por maternidad?
    • Estando la prestación por maternidad exenta en el resto de España, ¿podría considerarse contrario al principio de igualdad recogido en la Constitución Española que no lo esté en Navarra desde 2013?

Aquí dejamos nuestras reflexiones para la dura batalla que alguna valiente madre navarra quiera librar para no ser menos que su amiga de Murcia o Antequera.

Leave a Reply

Your email address will not be published.