IMPLICACIONES SOCIETARIAS DEL ESTADO DE ALARMA

IMPLICACIONES SOCIETARIAS DEL ESTADO DE ALARMA

Coincidiendo la declaración de estado de alarma con el periodo de mayor intensidad en la actividad societaria de las personas jurídicas, con el fin de facilitar a las sociedades y otras entidades de derecho privado, durante esta crisis sanitaria, el cumplimiento de sus obligaciones, el Ejecutivo ha publicado una serie de medidas que permiten la celebración de reuniones de los órganos sociales mediante fórmulas no previstas en sus estatutos y, adicionalmente, la ampliación de plazos en materia de cuentas anuales.

Si bien la finalidad de estas medidas es facilitar los procesos de toma de decisión en las sociedades mercantiles, dan lugar a una serie de incertidumbres a las cuales haremos referencia suscintamente desde  BESTAX Abogados y Asesores Tributarios, a la vez que sintetizamos las medidas introducidas por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, posteriormente modificado, de forma parcial, por el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo.

Medidas extraordinarias relativas a la celebración de reuniones de los órganos de administración y a la celebración de las juntas generales.

Aunque los estatutos sociales no lo hubieran previsto y mientras dure el estado de alarma:

  1. Las sesiones de los órganos de administración y las juntas generales podrán celebrarse por videoconferencia o conferencia telefónica múltiple, siempre que todos los miembros del órgano de administración o todas las personas con derecho de asistencia a junta, o en su caso, quienes las representen, dispongan de los medios necesarios, el secretario reconozca su identidad y así lo exprese en el acta, que remitirá de inmediato a las direcciones de correo electrónico.
  2. A su vez, los órganos de administración podrán adoptar sus acuerdos mediante votación por escrito y sin sesión, siempre que lo decida el presidente y deberán adoptarse así cuando lo solicite, al menos, dos de los miembros del órgano.
  3. Si la convocatoria de la junta general se hubiera publicado antes de la declaración del estado de alarma, pero el día de su celebración fuera posterior, el órgano de administración podrá modificar el lugar y hora previstos para celebración de la junta o revocar el acuerdo de convocatoria mediante anuncio publicado con una antelación mínima de cuarenta y ocho horas en la página web de la sociedad y si la sociedad, no tuviera página web, en el Boletín Oficial del Estado. En el caso de revocación del acuerdo de convocatoria, el órgano de administración deberá proceder con la nueva convocatoria dentro del mes siguiente a la fecha en que hubiera finalizado el estado de alarma.
  4. El notario que fuera requerido para que asista a una junta general de socios y levante acta de la reunión, podrá utilizar medios de comunicación a distancia en tiempo real que garanticen adecuadamente el cumplimiento de su función notarial.

Dentro de las incertidumbres que plantea la norma, en este apartado nos encontramos con la primera de ellas, estas medidas pueden ser implementadas “mientras dure el estado de alarma”, sin embargo, no regula qué ocurre en el supuesto de aquellas juntas generales o sesiones de los órganos de administración, que se convoquen durante el estado de alarma, estableciéndose su celebración por videoconferencia o conferencia telefónica múltiple, sin que ello se encuentre previsto en sus estatutos sociales y cuya celebración, finalmente, tenga lugar una vez terminado el estado de alarma. En estos supuestos, cuando su celebración por estos medios no sea acordada por unanimidad cabe preguntarse, qué consecuencias tendría ante una hipotética impugnación de acuerdos sociales.

Asimismo, es destacable la responsabilidad añadida que asume el secretario de la junta, al ser el encargado de confirmar la identidad de los asistentes, dado que la norma no establece cómo debe acreditar debidamente su identidad el asistente, recayendo dicha responsabilidad en el secretario. En estos casos, y especialmente en sociedades en las que existe un conflicto de socios, parece recomendable la asistencia de un notario que levante acta de la junta.

Otra circunstancia no resuelta que a la práctica genera no pocos problemas, es la remisión inmediata del acta a las direcciones de e-mail, surge la pregunta de a qué direcciones y cuándo se entiende ha sido recibida el acta por el destinatario.

Ante estas imprecisiones de la norma, la figura del letrado asesor puede ayudar a resolver este tipo de cuestiones, que se convierten en esenciales, a la hora de evitar una posible nulidad de los acuerdos sociales.

Medidas extraordinarias para la formulación y aprobación de cuentas anuales.
  1. La obligación del órgano de administración de formular las cuentas anuales en el plazo de tres meses a contar desde el cierre del ejercicio social, queda suspendida hasta que finalice el estado de alarma, reanudándose de nuevo por otros tres meses a contar desde esa fecha. No obstante, será válida la formulación que realice el órgano de administración durante la vigencia del estado de alarma. Para el caso en el que la formulación de cuentas anuales tenga lugar dentro de la prórroga establecida por la norma, parece recomendable, mediante la inclusión de hechos posteriores en la memoria, la mención de aquellas circunstancias que han motivado que la formulación se lleve a cabo fuera del periodo ordinario establecido.
  2. A su vez, para el caso de que el órgano de administración hubiera formulado las cuentas con anterioridad a la declaración del estado de alarma o durante su vigencia, el plazo de verificación contable de esas cuentas, tanto si la auditoría fuera obligatoria como voluntaria, se entenderá prorrogado por dos meses a contar desde que finalice el estado de alarma.
  3. La junta general ordinaria para aprobar las cuentas se reunirá necesariamente dentro de los tres meses siguientes a contar desde que finalice el plazo para formular las cuentas anuales.
  4. Modificación de la propuesta de aplicación del resultado:
    • Si la junta general ordinaria no estuviera convocada, el órgano de administración podrá sustituir la propuesta de aplicación del resultado contenida en la memoria.
    • Si la junta general ordinaria estuviera convocada, el órgano de administración podrá retirar del orden del día la propuesta de aplicación del resultado, a efectos de someter una nueva propuesta a la aprobación de una junta general que deberá celebrarse, también, dentro del plazo legalmente previsto para la celebración de la junta general ordinaria. La decisión del órgano de administración deberá publicarse antes de la celebración de la junta general ya convocada.

En ambos casos, el órgano de administración deberá justificar con base a la situación creada por el COVID-19 la sustitución de la propuesta de aplicación del resultado, que deberá también acompañarse de un escrito del auditor de cuentas en el que este indique, que no habría modificado su opinión de auditoría si hubiera conocido en el momento de su firma la nueva propuesta.

Otras medidas societarias extraordinarias destacadas.
  1. Aunque concurra causa legal o estatutaria, en las sociedades de capital los socios no podrán ejercitar el derecho de separación hasta que finalice el estado da alarma.
  2. En el caso de que antes de la declaración del estado de alarma y durante su vigencia, concurra causa legal o estatutaria de disolución de la sociedad, el plazo legal para la convocatoria por el órgano de administración de la junta general de socios, a fin de que adopte el acuerdo de disolución de la sociedad o los acuerdos que tengan por objeto enervar la causa, se suspende hasta que finalice el estado de alarma.

Si la causa legal o estatutaria de disolución hubiera acaecido durante la vigencia del estado de alarma, los administradores no responderán de las deudas sociales contraídas en dicho periodo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.